Diego Tovar, una persona con una clara visión de su futuro y del futuro de la publicidad nos cuenta un poco como ha sido su vida profesional, y sobre todo, cambiar de puesto y agencia:

Diego Tovar la va a romper en un nuevo lugar.

¿Cuál a sido el proceso de Diego Tovar? Esto nos contó:

“Creo que mi proceso ha sido un proceso permanente de aprendizaje. De callarme y escuchar. Durante estos años al lado de gente inmensamente talentosa me he dedicado a entender no solo lo que hay que hacer para llegar a una idea, sino lo que hay que hacer para aportarle a un negocio. Hoy en día el cliente ya no se deslumbra por una idea que no le va a mover la caja registradora. Afortunadamente he vivido un proceso rodeado de gente que lo entiende y que te empuja a evolucionar como profesional, a dejar de hablar por hablar y a encontrar tu propio estilo creativo.”

Con respecto a tu puesto en Sancho BBDO ¿Cómo fue ese cambio?

“Fue un caso de “ven a mi casa y vemos una película, no va a pasar nada”. Todo empezó como una serie de conversaciones inofensivas y en cada una el proyecto me llamaba más la atención. Primero hablé con Pepo y Giovanny, y ahí me siguieron llamando a otras entrevistas, 6 en total. En medio de esas conversaciones tuve una con mi nueva dupla, Alejandro Calero, y ahí fue donde dije “este man tiene lo que yo tengo en la cabeza”. Lo pensé mucho, hablé con la gente adecuada, gente que me apoyó, gente que me hizo cuestionarme, y al final uno sabe que este tipo de oportunidades no se dan todos los días, menos para un cargo como Total Work.”

Cambiar de agencia siempre es difícil, sobre todo cuando te sientes acostumbrado ya a un ritmo de trabajo ¿Cómo fue tu experiencia en DDB Colombia?

“La experiencia en DDB fue como salir de la casa de los papás. Tu estás tranquilo, en tu zona de confort, y de repente todo se vuelve mucho más real, más complicado y mucho más exigente. En DDB si tienes algo bueno no basta, tienes que encontrar la forma de hacerlo mejor, y ahí, encontrar la forma de volverlo memorable. Es una escuela espectacular, donde tuve el placer de trabajar con mis amigos, con cuentas como Avianca Global y McDonald’s y con un maestro como Leo Macías, un tipo que no sabe lo que significa el cansancio y que se asegura de que te olvides de lo que significa. Cuando lo pones al lado de capos del nivel Jorge Becerra, de personas con la visión, la disciplina y la experiencia de Borja de la Plaza, y de un equipo de creativos de primer nivel llenos de ganas y de garra, tienes una agencia que no se reinventó para conformarse con guevonadas y que por eso ha hecho lo que ha hecho en tan corto tiempo. No podría estar más agradecido con la agencia por haberme permitido aportarle al proyecto.”

Y al llegar a una nueva casa, uno siempre quiere romperla de algún modo ¿Algún plan a corto, mediano, o largo plazo?

“Ni en Sancho ni en ninguna agencia los que juegan individual salen adelante. Por eso a corto plazo el objetivo es claramente consolidar un equipo fuerte con Calero y con Natalia. Quiero aportarle al proyecto que están construyendo con trabajo que se vea en la calle. A mediano plazo el objetivo es llevar a nuestro equipo a que se destaque dentro de la agencia y a que la agencia se destaque dentro de la red, con ideas y camello real. Y a largo plazo quiero ir a aprender y a probar lo que tengo y lo que he aprendido en otra oficina de la red.”

Y como broche de oro para terminar ¿Qué consejos nos das para todos los creativos, curiosos y amantes de esta vuelta?

“Todos los días vemos titulares que dicen “la publicidad está cambiando”, eso ya no es un secreto para nadie. Menos presupuesto, menos personas, menos campo para vender ideas y aún menos para hacerlas realidad. Ahora, los que tenemos que cambiar somos los creativos. Los truchos están agonizando. Claro que hay gente que los hace, y no solo eso, hacen unos casos espectaculares, pero al fin y al cabo lo que están haciendo es cine, no publicidad. Los clientes ya no comen cuentos enteros ni apuestan por ideas que no les van a mover la caja registradora. Hoy tenemos un reto enorme que es aportarle al negocio de nuestros clientes. Somos un integrante más de un equipo de de mercadeo, somos partners, si no nos metemos eso en la cabeza los clientes van a seguir viéndonos como gente que quiere vender ideas pero no productos. ¿Ya le preguntó a su cliente cuánto quiere vender el otro año? Tenemos que hacer las preguntas correctas.”

“Vivimos en un mundo lleno de gente talentosa donde Colombia lo único que hace es crecer en reputación creativa gracias al trabajo de muchas agencias. Nuestro trabajo al final del día es poner a nuestros clientes en los titulares de los periódicos, no en el behance.”

¡Grande Diego! ¡Con toda bro!