Ya estamos en 2015 ¿Y ahora qué? Ahora estás aquí, leyendo esto. Por alguna extraña razón que desconozco -y quizás tú también- has hecho clic en otro lado y has llegado hasta esta página. Probablemente trabajas en publicidad o marketing. Y trabajas en Colombia, o al menos hay un alto porcentaje de posibilidades de que así sea. Tu nombre empieza por la letra …X. No, no llego a tanto, por X empieza mi nombre y seguramente el tuyo no.

No soy adivino, es sólo cuestión de probabilidades, de Big Data, que es un tema apasionante aunque no voy a hablar hoy de eso. Pero me gusta, supongo que ti también, pensar a quién le estoy hablando, a quién me dirijo, para intentar captar su atención y decirle algo que le pueda interesar. Así es nuestro trabajo en publicidad, y es que no hay nada más práctico que ponerse en la piel de nuestra audiencia para tener alguna opción de éxito. Resumiendo, que voy a hablaros de Colombia, de publicidad y de 2015.

Cada vez que vamos a cambiar de año, nos entra a todos esa especie de momento nostálgico en el que buscamos la oportunidad de desconectarnos del bullicio del resto de la gente, sean amigos o familiares, y encontrarnos a nosotros mismos. Sales a la terraza a fumar, o a terminar esa copa que estás bebiendo sentado en una cómoda silla, mirando las estrellas, respirando e indagando a ver a qué huele 2015. ¿Propósitos? No, ya estás cansado de esa vaina, ya te conoces un poco, sabes que no funciona. Aunque siempre hace ilusión ponerse una meta, un objetivo. Aunque sólo sea uno (lo de ponerse muchos objetivos ya viste que nunca funciona) y según pasan los años, cada vez más fáciles de cumplir. Así nos engañamos menos a nosotros mismos. Venga sí, este año me vuelvo a poner en forma y además adelgazo. Son dos, pero en realidad es uno, porque una cosa lleva a la otra. Y bla, bla.

No, yo tampoco tengo la fórmula que funcione. Además, cada uno es como es y nunca cambia de forma radical, de un día para otro. O de un año para otro. Creo que más que un tema de propósitos, agendas, metas y objetivos, es un tema de creérselo, de #SoyCapaz.

Iba a titular este artículo como “Colombia es capaz” porque, más allá de la polémica campaña del año pasado, siento que a los colombianos les cuesta un poco, o mucho, creerse de lo que son capaces.

Llevo menos de un año en este país, y la gente por lo general es muy crítica con todo, habla sólo de lo malo de Colombia: que si Petro, que si los trancones, que si el clima… Pero casi nadie habla de todo lo bueno que tiene Colombia, del momento único que está viviendo y de la cantidad de oportunidades que hay para todos. Mucha crítica y poca autocrítica. Es como si los colombianos no se sintieran colombianos, excepto en la Copa del Mundo, como si no dependiera de ellos. Creo que la cuestión, la clave, es criticar menos y hacer más.

Y en el caso concreto de la publicidad, el nivel es muy alto, hay muy buenas ideas y siento que este año 2015 es el año de Colombia, que todo va a explotar, hay que sacarla del estadio. Como decía el otro día Miguel Van Bommel aquí en “Abroad” de CoPublicitarias “en Colombia hay mucho talento”, y no hace falta irse fuera para darse cuenta. No es tanto una cuestión de ATL o BTL o digital, es una cuestión de buenas ideas, que las hay, y como decía muy acertadamente Tomás Corredor “estamos confundiendo nuestro trabajo en medios tradicionales con formas tradicionales de hacer nuestro trabajo”. El festival El Dorado es sin duda el mejor de un país en toda la región, no sólo por la calidad de sus conferencistas, sino sobre todo por el nivel de sus ideas y trabajos.

He trabajado en España, Argentina, Chile y México, y no tengo ningún reparo en afirmar que estoy, que estamos, en el lugar indicado. Y en el momento indicado. Quiero que veáis 2015 como el mejor regalo que habéis recibido estas navidades. Homenajeando a Robin Williams -Oh capitán mi Capitán- me atrevo a deciros, susurrando al oído “Carpe Diem. Aprovechad el momento chicos. Haced que 2015 sea extraordinario”.

Xabi Liceaga

VP Creativo Mass / Grupo LOWE SSP3 Colombia