¿Quién es Ciro en lo profesional y lo personal?
El 4 de Mayo cumplo 39 años. O.M.G.
Me gusta vivir tranquilo. Ya no salgo como antes.
En una vida pasada fui orfebre. Orfebrería es el arte de crear joyas y adornos con metales preciosos como la plata y el oro. Nunca confundir con la bisutería.
Soy zurdo.
De niño coleccionaba revistas de Fangoria y Guitar Player.
No creía en toda la suerte que tengo hasta que conocí a mi esposa Melissa Franco.
La publicidad es mi pasatiempo favorito.
Fui músico al revés. Primero guitarrista profesional, luego semi-pro y ahora amateur.
Sobrevivo el día gracias a Spotify.
Viví cuatro años en Austin, dos años en Chicago y ahora Dallas.
Estoy convencido de que el trabajo habla por uno.
Nací en New York y soy caleño a medias. No me mata bailar salsa.
Mi primera experiencia en agencia fue Silva Publicidad con mi buen amigo Armando Rico.
La primera vez que gané un león fue un oro para Estados Unidos. Para un publicista, subirse a ese stage no se compara a nada.
Renuncié a la Coca-Cola hace 5 meses. Ahí vamos.
Ogilvy Colombia fue mi primaria y bachillerato de la publicidad. Tuve profesores como Samuel, Jonra y Juanjo e increíbles compañeros como Alexis, Tatis, Richi, Lamprea, Pacho, Zeta y muchos más. Los llevo en el corazón.
Hace un año estuve en el Irotama con mi esposa e hijos y fue inolvidable. Ojalá lo podamos repetir este año.
Hay una frase de El Padrino que dice: “Un hombre que no pasa tiempo con su familia nunca podrá ser un verdadero hombre”. Trato de hacer mi mejor esfuerzo.
Tengo un poco de OCD.
¿Cuéntanos algo de tu historia en Dieste?
A Dieste llegué en el verano de 2013 como Executive Creative Director. Fue un paso gigante porque no me quería mover ni de Chicago ni de Burnett. Me esperaron 4 meses porque mi hija estaba recién nacida. Pero hablando con Greg Knipp (CEO de Dieste) me hizo creer en algo más grande. Dallas me sorprendió como ciudad, se vive y se come muy bien.
Hay algo que aplico en mi vida como principio fundamental y es nunca parar. Siempre hay algo más, algo que se puede mejorar. El talento que tiene la agencia hoy es innegable. Varios leones y licitaciones después, puedo decir que tomé la decisión correcta.
¿Cómo pasó lo de tu acenso en Dieste?
Si hay entusiasmo, inteligencia, talento y liderazgo, va a suceder. Lo voy a disfrutar por unos días y ya está. A trabajar.
¿Cuales son tus metas en 2016?
En nuestra junta general de Diciembre propuse una fórmula: “Let’s be famous by making our clients famous by making their brand famous”
¿Alguna Anécdota, algo más para contar?
Estoy muy agradecido por todo. Esta semana salimos elegidos por AdAge como una de las tres mejores agencias multiculturales de Estados Unidos al lado de La Comunidad, que admiro muchísimo. Es muy chistoso, pero el año pasado cuando regresaba de Cannes hablaba con José Mollá y le conté que conocí a su hermano Joaquín cuando yo era estudiante porque la universidad lo invitó a dar una charla junto con Ricky Vior. Y ahora unos años después me veo de Chief Creative Officer de una agencia en EE.UU. y compartiendo noticia al lado de La Comunidad… es alucinante. Lo dicho, no quiero perder el entusiasmo por la publicidad. Nunca.