Mi nombre es Andrés, pero desde el colegio me dicen “Lupas” por mis 8.5 y 9.2 de miopía, la verdad al principio no me gustaba pero me ayudó a que no me pusieran más apodos por mis ojos grandes. Llevo en Brother cuatro años y empecé dictando radio, ahora estoy en radio y televisión. He tenido la fortuna de trabajar con muchos capos que me han llevado a ganar en Cannes, Clio, One Show, D&AD, London, El Ojo, Fiap, El sol, Webby, Wave y El Dorado y creo que lo más importante es que son premios que me han ayudado a conseguir grandes amigos como Mauricio Rocha, Juan Camilo Valdivieso, Palomo, Uribe, Sánchez, Mateo, Bolivar, Frodo y Mimo.

Lo de Brother ha sido algo que siempre he querido, pero pues antes estaban unos genios como Armando Rico y Espítia, y ahora que ellos ya no están, me reuní con la gente de Brother, porque siento que se pueden hacer muchas cosas y en la reunión se tocó el tema, lo analicé y creo que poder enseñar lo poco que sé a la gente es muy bueno.

Ogilvy sigue, yo no quiero abandonar la publicidad y mucho menos estando en esta gran agencia Además es muy lindo trabajar con gente como Gabo, Fermín, Mauricio Guerrero, Afanador, John Ra, Mauricio Barriga y mis enanos, que siempre ven la publicidad como un hobbie y no como un negocio.

La verdad todo empezó una vez que CoPublicitarias invitó a Mauricio Rocha a dar una charla y él me invitó a mí para que la dieramos juntos, era la primera vez que iba a pararme frente a estudiantes y me gustó, de ahí me llamaron de Brother y cuando lo intenté me apasioné, creo que es un privilegio poder enseñar, vuelvo y digo creo que este negocio debe verse es como un hobbie y poder enseñar lo veo como una pasión.

Lo más importante que creo debe tener Brother es que se vuelva una esencia creativa y no sólo publicitaria, debemos integrar todo lo que esté innovando en el mundo, tenemos que sacar más estudiantes creativos y menos publicitarios, me encantaría tener gente que se gradúe y se lance a la política, a la actuación, a la medicina. Quiero más Patch Adams, más Boteros, más Carlos Vives, más Woody Allen en Brother.

Mi meta como les decía a los socios de Brother es convertirla en una fraternidad, que los estudiantes quieran pasar por Brother como si fuera una casa, que vayan a jugar futbolín, a hacer asados, a conseguir amigos. Además como me gustan los premios mi meta es que los estudiantes ganen en El Dorado, El ojo de Iberoamérica, Fiap y obvio Cannes.

Lo que les digo a los estudiantes es: vamos a divertirnos, vamos a pasarla bien, vamos a lograr que cada estudiante de Brother no salga buscando un trabajo, sino que salga buscando su sitio para explotar su creatividad, quiero que salgan queriendo volver.