Santiago Cuesta habla sobre sus proyectos en Alma, y como un sueño se convirtió paulatinamente en realidad, gracias al trabajo, esfuerzo y sobre todo las ganas de romperla en otro país.

 

Santiago Cuesta nos cuenta su movida a Chicago para trabajar como DC en la cuenta Global de Miller Lite.
Santiago Cuesta
En septiembre de 2015 llegué a Alma Ad Miami con una maleta llena de ilusiones.

Recuerdo que así le decía a la gente, un poco entre broma y en serio pues tenía unos objetivos claros. De hecho mirando la entrevista que me hicieron en CoPublicitarias en ese momento dije:

“Mi plan es aportar al crecimiento de Alma para que se convierta en una de las agencias más influyentes, no solo en Estados Unidos sino en el mundo”. Y me siento orgulloso de poder pensar que mi trabajo ha aportado en algo a lograr ese objetivo, trabajando junto a un grupo de personas increíblemente talentosas.

El año pasado Alma DDB Miami fue la segunda agencia más premiada en el Ojo de Iberoamérica y durante los dos últimos años, la agencia de US Hispanic Market más premiada en Cannes. También ha sido una de las oficinas más reconocidas de la red DDB en el mundo, junto a agencias del calibre de Adam & Eve y DDB London.

A finales del 2017 DDB Chicago ganó la cuenta Global de Miller Lite y surgió la idea de formar un grupo Multicultural para manejar diferentes mercados: Latinoamérica, Estados Unidos, Canadá, etc. Comenzamos a trabajar la cuenta en octubre y en diciembre filmamos nuestro primer comercial global. Luego en enero, junto con otras personas de Alma, nos movimos a la oficina de Chicago y hace un par de semanas estuvimos en Los Angeles filmando nuestra primera campaña para US Total Market.

La experiencia ha sido increíble, comenzando por el hecho de llegar en enero, que es cuando el invierno está más fuerte que nunca. Además la ciudad es fascinante y la oficina es un lugar con mucha historia, donde han pasado grandes creativos y se han pensando campañas memorables.

Ahora la idea es aprender mucho, entender muy bien los diferentes mercados, comprender como son los procesos de la agencia y del cliente; y aprovechar cada oportunidad para hacer grandes ideas que se logren colar en las conversaciones y en la vida diaria de la gente.


¡Excelente trabajo Santi! ¡Que nota!