Whale & Jaguar es una empresa que aplica algoritmos de inteligencia artificial que leen, ven y analizan grandes volúmenes de información provenientes de redes digitales y medios tradicionales. Aquí nos cuentan un poco más a fondo su historia y todo su trabajo:

Empiezan contándonos un poco de como nació Whale & Jaguar, y de como inició toda esta movida:

“Whale & Jaguar nació en mayo de 2017 de la unión de Camilo Vargas, politólogo, y Nohora Galán, física, ambos de la Universidad de los Andes, de donde se conocen desde hace diez años. Ambos acababan de llegar de sus respectivos estudios de maestría, Camilo de periodismo en Columbia University en Nueva York y Nohora de astrofísica en la Universidad de Heidelberg, Alemania.

Whale & Jaguar, los tesos del Big Data.

Camilo estaba buscando una forma de usar tecnología para hacer más rápidas y precisas sus mediciones de comunicaciones, después de trabajar manejando muchas de la crisis de los últimos dos años en el gobierno. Nohora llevaba más de 6 años interesada en la ciencia de datos: la mayoría de las imágenes de estrellas y del cosmos que se ven en revistas y documentales son simulaciones basadas en cientos de millones de datos procesados por un alto poder computacional. El nombre, que está en inglés gomelo hipster, traduce Ballena y Jaguar Consultores, para reflejar la fusión de la naturaleza inmersiva, exploratoria y científica de la ballena con la visión más estratégica de las comunicaciones que tiene el jaguar.

Whale & Jaguar, los tesos del Big Data. Whale & Jaguar, los tesos del Big Data.

Poco después de su fundación y de levantar el capital inicial entre familiares, amigos y creyentes, se empezaron a unir personas de no más de 35 años entre los que se cuentan cinco físicos, una historiadora del arte y arquitecta, y especialistas en visualización de datos y front, todos entrenados en las mejores universidades nacionales e internacionales. El resultado es un equipo millennial, multidisciplinario, con capacidad de producir soluciones tecnológicas de alta calidad, 100% colombiana, para todo tipo de cliente.”

Whale & Jaguar, los tesos del Big Data. Whale & Jaguar, los tesos del Big Data.

¿En qué consiste su trabajo?:

Nosotros, más que Big Data, hacemos ciencia de datos. Por supuesto una infraestructura de Big Data, donde el volumen de datos y de fuentes de datos es inconmensurablemente grande, está en nuestro planes. A la escala en la que estamos trabajando en este momento, nuestras soluciones de desarrollo y modelos de ciencia de datos nos permiten dejar que los datos hablen para así poder revelarle secretos a nuestros clientes. Creamos herramientas de análisis y estrategia únicas para una empresa colombiana. Los límites los determina el cliente y las posibilidades legales del tratamiento de los datos. Podemos manejar enormes volúmenes de información que podemos convertir en conocimiento relevante para las metas de reputación, ventas, e imagen de nuestros clientes. Podemos manejar datos de todo tipo y con los modelos científicos y de computación adecuados, llegamos a soluciones codiseñadas con nuestros clientes para lograr la transformación digital que ellos necesitan, sean del sector privado, público, agencias, academia o el tercer sector.

Whale & Jaguar, los tesos del Big Data. Whale & Jaguar, los tesos del Big Data.

Este arduo trabajo con todos estos datos tiene a ser complicado ¿Realmente lo es?:

“Primero comencemos con lo más chévere: somos la primera empresa de comunicaciones en Colombia con la infraestructura para hacer campañas, estudios, investigaciones o publicidad agregando datos para que los consumidores, ciudadanos o audiencias interactúen en tiempo real, para que nuestra inteligencia artificial lea e interprete o interactúe con los datos a la medida del cliente. Esas son puertas que nos abre esta tecnología.

Claro que para llegar allá, una de las primera cosas complicadas es explicarle bien a los clientes el poder y las limitaciones de estas nuevas tecnologías, completamente nuevas en Colombia. Una vez logramos que los clientes comprendan las capacidades de las herramientas, el segundo reto es alinear estas capacidades con las necesidades de los clientes para permitirle pensar de manera creativa. La infraestructura computacional requerida también es un reto, pero es fácilmente franqueable cuando el cliente tiene una pregunta inicial que quiere hacerle a los datos con la infraestructura creada.

Whale & Jaguar, los tesos del Big Data.
Algoritmo de Imagen.

Lo último, y quizás lo más difícil para nosotros como empresa, es crear una estrategia comercial que explique de formas muy sencillas las capacidades que tenemos para cumplir los deseos y suplir las necesidades de nuestros clientes.”

¿Qué los llevó a crear una empresa que analice el comportamiento humano?

“Detrás de cada byte, de cada píxel, de cada unidad de información digital, hay seres humanos con sueños, anhelos, esperanzas, preocupaciones y derechos que nuestra empresa tiene que saber interpretar. Por eso, utilizamos nuestros algoritmos para darle alma a los datos. Que tanto nuestros clientes y usuarios finales puedan “sentir” los datos. Por eso creamos, por ejemplo, el medidor de optimismo del mundial, que sirve para ver cómo siente la Colombia twittera la pasión del mundial.

La posibilidad más grande que se nos abre es comprender el comportamiento humano de manera agregada, masiva. Esto requiere una enorme responsabilidad que está reflejada en nuestros valores corporativos, que van desde el trato digno y justo a nuestros empleados, hasta la forma como manejamos la información de nuestros clientes, hemos sido juiciosos con nuestra política de privacidad. A diferencia de otras compañías que basan su filosofía corporativa en indicadores o imágenes frías de la tecnología, nosotros escogemos símbolos orgánicos, ecosistémicos, animales, que como nuestros ancestros muiscas, nos mantienen encausados en utilizar grandes herramientas, propias de estos enormes mamíferos, teniendo siempre en cuenta el cuidado del ecosistema al que pertenecen.”

Whale & Jaguar, los tesos del Big Data. Whale & Jaguar, los tesos del Big Data.

Les preguntamos sobre los clientes que han pasado por Whale & Jaguar, esto nos respondieron:

“Hasta ahora hemos tenido enorme éxito con clientes que son nativos digitales o están inspirados por la ola de la transformación digital. Entre nuestros clientes corporativos está MOVIIRED, que está buscando utilizar las nuevas tecnologías para llevarle los beneficios del ahorro y la historia crediticia a personas que no han podido acceder a servicios bancarios que los saquen de la pobreza. De la mano de FESCOL y CUSO International, hemos apoyado campañas como Voto por la Igualdad y el Sismógrafo Electoral, que buscan poner el enorme océano de datos de nuestro ambiente político al servicio y escrutinio de los ciudadanos. De la mano de consultores y agencias de renombre en el país que usan nuestra tecnología, hemos diseñado esquemas para la Contraloría General de la República y la Agencia Presidencial para la Cooperación Internacional. También hemos prestado servicios para nutrir medios tan importantes como El Espectador, La Silla Vacía y Blu Radio.

Whale & Jaguar, los tesos del Big Data. Whale & Jaguar, los tesos del Big Data.

Con nuestros nuevos desarrollos, sobre todo nuestro algoritmo de imagen, podremos prestar servicios personalizados que permiten que la inteligencia artificial que podemos crear, lea y vea como lo hacen nuestros clientes, para permitirles navegar enormes volúmenes de información, para el bien de sus clientes, consumidores y ciudadanos, a mayor velocidad, mayor precisión y menor costo. Por eso, nuestro primer eslogan de trabajo es #DatosParaLaGente. Y nuestra filosofía empresarial, que es nuestro sello, se resume en la consigna Ciencia y Visión, que consiste en acercar la ciencia, la tecnología y la ciencia de datos, a todos aquellos clientes que quieran cumplir sus sueños con nosotros.”

Por último, nos dieron un consejo a todos los que estamos o estemos interesados en trabajar con Big Data:

“Quizás lo más importante es recordar que el Big Data nos da la posibilidad de conectar y entender masivamente el comportamiento humano. Que hay seres humanos detrás de los datos. Y que el conocimiento que derivamos debe servir para conectarnos mejor a nuestros clientes, nuestros consumidores, nuestros ciudadanos, con nuestras marcas y empresas. Muchas veces, en el afán de vender y mercadear, perdemos de vista que lo que está en juego es nuestra reputación empresarial. Mira a Cambridge Analytica y Facebook, tanto poder y tanta desconfianza creada de la noche a la mañana. Por eso nuestro énfasis es en producir reputación, imagen y valores corporativos que conecten mejor con las personas que el big data nos permite conectar. Ahora buscamos experiencias, y las experiencias se construyen sobre marcas con las que los nuevos consumidores, nos identificamos. Nosotros ayudamos a que esa conexión se dé.

Lo segundo es que las personas deben perder el miedo o la admiración y apropiarse de estas nuevas tecnologías. Esto lo aprendimos de la experiencia con el Sismógrafo Electoral, financiado por FESCOL y CUSO International y el Gobierno canadiense. Podemos poner la tecnología y el conocimiento, pero si las personas, los periodistas, los ciudadanos, los clientes, los consumidores, no se apropian de estas nuevas tecnologías y les perdemos el miedo, nunca vamos a hacer verdaderamente el salto a la transformación digital. Lo que se nos viene es una revolución tecnológica y dentro de nuestra vocación como científicos y educadores, está ayudarle a nuestros clientes a aprender y manejar estos nuevos lenguajes, para que los proyectos sean creados y sean exitosos en conjunto. Para ello, ajustamos nuestros precios para todo tipo de cliente.

Finalmente, el big data nos permite, como nunca, experimentar con datos para encontrar patrones del comportamiento humano, que nos permitan ir, en cada consultoría, hacia la innovación creada por y para colombianos y ojalá, latinoamericanos. Hay enormes cantidades de información sobre nuestra cultura e idiosincrasia que están en estos datos, y podemos utilizarla para crear una sociedad más unida. Nosotros hemos comenzado a trabajar con universidades para crear herramientas de medios y humanidades digitales, para crear nuevas capacidades y experimentar hasta encontrar nuevas fórmulas.

Como ejemplo, nuestro algoritmo de imagen ya puede crear y clasificar imágenes, y lo exhibiremos, como la primera exhibición de arte creada por inteligencia artificial 100% colombiana en el país. La tecnología es un camino para conocernos mejor a nosotros mismos y a quienes no conocemos. Ese poder debemos usarlo para construir una sociedad mejor, y en el camino, encontramos aplicaciones y soluciones nuevas que se pueden utilizar para alcanzar los objetivos de nuestros clientes. Esperamos que del big data y la ciencia de datos emerja un movimiento, no solo una forma de hacer negocios. Esa es la apuesta y la propuesta de valor de nuestra compañía y estamos felices de acompañar a los talentos, sobre todo jóvenes de distintos orígenes, que se quieran unir a esta revolucionaria forma de hacer las cosas en Colombia.”

Whale & Jaguar, los tesos del Big Data.

¡Que buen trabajo! Felicidades y a romperla.