Hablamos con Stephanie Halliday, actual Directora de Cuentas de Leo Burnett Colombia y le preguntamos sobre su rol, y nos dio los siguientes consejos para desempeñar exitosamente su cargo.

____

No es el álgebra de Baldor. Es solo mi experiencia.

5 skills que a un Director de Cuentas no le pueden faltar

Conocer el negocio: debemos conocer y entender a nuestro cliente. De esta forma, podremos guiar al equipo, detectar oportunidades y generar nuevos negocios.

Humildad: sin importar el cargo, tenemos que ser humildes. Respetando los logros de los demás, ayudándoles a superar los obstáculos y a ser mejores. Si las personas que trabajan conmigo crecen yo también voy a crecer.

Liderazgo y Organización: liderar no es fácil, sin embargo, tenemos que conocer bien a nuestro equipo para detectar fortalezas y asignar tareas que ayuden a sacar todo el potencial que tienen. Debemos ser organizados, saber delegar, tener metodologías de trabajo y herramientas que nos ayuden a tener un control de todo lo que está pasando. Estamos en contacto permanente con clientes y equipos de trabajo, y debemos resolver de la forma más eficiente.

Comunicación: la forma de contar una idea, de plantear la estrategia y guiar una conversación es la clave. Además, tengamos en cuenta nuestro lenguaje corporal y la seguridad al hablar. Por ahí dicen “la cara del santo hace el milagro”.

Visión periférica: es importante tener el panorama completo pues nuestro rol nos pide ser integradores, poner las fichas donde van. Un engranaje para que todo ande a la perfección. Debemos tener visión, ser críticos con el trabajo y con el cliente para generar valor.

5 defectos que le sobran a un Director de Cuentas:

Inseguridad: hay que estar convencidos de las cosas que hacemos, “si estás ahí es por algo” y no se trata solo de instinto, sino también de experiencia. Guiemos al equipo con tranquilidad y confianza. 

Individualismo: siempre tenemos que trabajar en equipo, trabajar solo no es una opción. Necesitamos estar en contacto con todas las áreas de la agencia, debemos trabajar de la mano con los directores creativos, con el cliente, proveedores y con todos los que puedan aportar grandes ideas que nos lleven a entregar más allá de lo que el cliente espera.

No enseñar: no hay nada mejor que tener un jefe o compañero de trabajo al cual uno le pueda aprender. Es importante poder enseñarle a nuestro equipo con respeto y humildad, esperando que ellos puedan llegar a ser mejores.

Egoísmo: siempre debemos pensar en los demás, en nuestro equipo. Tenemos que conocerlos, saber quiénes son, cómo se sienten y conocer sus necesidades. Que trabajen en un ambiente feliz y hacerlos sentir como en casa.

Desmotivación: hay que pensar dónde vamos a estar en unos años, visualizarse y tener ambiciones, pero sobre todo amar lo que hacemos pues si no lo hacemos, no podremos descubrir todo el potencial que tenemos y lo más importante, no podremos disfrutarlo.