El uso exagerado de videollamadas puede ocasionar fatiga y consecuencias psicológicas, según un reciente estudio realizado por la Universidad de Stanford. La clave está en lograr un equilibrio entre lo personal y laboral en el hogar. Aquí, algunos tips.

En Colombia el 40,8 por ciento de los trabajadores se siente sobrecargado con las tareas laborales, en comparación con la rutina diaria que traían antes del inicio de la pandemia. 

Los resultados de la octava ronda de la Encuesta Pulso Social, realizada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), publicada a finales de marzo de 2021, dan cuenta que, debido al crecimiento del trabajo remoto en el país, las jornadas laborales han incrementado y fácilmente pueden superar las 10 y 12 horas.

La tecnología, que se constituyó en un salvavidas para que el mundo no se detuviera por completo, también se convirtió para los cerca tres millones de colombianos que se han tenido que adaptar al trabajo remoto en el último año, en una atareada agenda diaria que incluye reuniones por video llamada, presentaciones y participación en actividades y capacitaciones virtuales.

Sin embargo, el exceso de videollamadas puede ocasionar fatiga. Un estudio adelantado por el Laboratorio Virtual de Interacción Humana de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, reveló las consecuencias psicológicas de pasar horas y horas del día en estas plataformas. Identificó cuatro efectos nocivos del uso de este tipo de herramientas de manera prolongada y planteó sugerencias para que los usuarios y organizaciones aprovechen las funciones actuales de las videoconferencias para disminuir el cansancio. 

En esa misma línea, Juan David Suárez, gerente de mercadeo de Lenovo en Colombia, considera que es posible hacer un uso inteligente de la tecnología para evitar el agotamiento mental, emocional y físico de los colaboradores.

“La eficiencia se alcanza en la medida en que se logra un balance entre múltiples aspectos, tales como, la organización de los horarios, las prioridades y los objetivos, utilizando la tecnología como herramienta para alcanzarlos y lograr un equilibrio entre lo personal y laboral, una línea que se ha vuelto más delgada desde que las oficinas son virtuales”, indicó el Gerente de Mercadeo de Lenovo, compañía que viene impulsando la campaña ‘Apague y vámonos’ para que las personas hagan una pausa, se desconecten y disfruten la vida.

Suárez considera que, de ese modo, se podrían evitar las consecuencias negativas generadas por la sobreexposición a videollamadas, la sobrecarga laboral y el burnout (desgaste profesional). 

Tips para el uso inteligente de la tecnología: 

  1. Convierta a la tecnología en su aliada, no en su enemiga.

La tecnología no es el problema, sino el mal uso que se hace de esta. En casa es fundamental contar con un espacio especial para trabajar, que le permita mayor organización y concentración. Entre tanto, apagar el computador y encender la tablet para poder disfrutar una película con sus hijos al final de la jornada o usar parlantes y audífonos para disfrutar de su música favorita en algunos momentos del día, son alternativas que contribuyen con el equilibrio y calidad de vida. Use también canales alternos a las videollamadas como mensajes de voz, llamadas telefónicas, chats, correos electrónicos o plataformas colaborativas para evacuar asuntos laborales.

  • Evite comportamientos nocivos

Almorzar en pocos minutos al frente del computador, agendar videollamadas hasta altas horas de la noche, asistir a múltiples reuniones simultáneas y desplazar otras actividades de disfrute personal necesarias para una salud mental y física óptima, son comportamientos perjudiciales, pues le restan tiempo para su familia y su bienestar. Haga pausas activas, destine tiempo para actividades cortas al aire libre y establezca espacios de entretenimiento.

  • Tómese su tiempo

En medio de los prolongados periodos de reuniones virtuales, el Laboratorio Virtual de Interacción Humana de la Universidad de Stanford recomienda apagar el video por breves intervalos para darse un descanso. De esta forma, no tendrá que estar activo a todo momento y podrá apartar el cuerpo de la pantalla para estirar, tomar algo o simplemente respirar. Es clave, además, priorizar el tiempo. Escriba su lista semanal de objetivos y luego asigne las tareas de cada día, ojalá con una hora específica.

Muchas empresas probablemente seguirán apostándole al trabajo remoto, por esa razón, apagar el computador y tener más tiempo para la diversión, con o sin tecnología, es una decisión inteligente, pues permite llevar mejores hábitos y evita el estrés y el cansancio que genera atender a diario múltiples videollamadas. Además, preserva la salud mental, un tema que resulta crucial en esta época, teniendo en cuenta que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cerca de 1.000 millones de personas en el mundo viven con trastornos de este tipo.