Conectar con las audiencias y lograr vender servicios y productos que de entrada generan rechazo en las personas es un reto del día a día para quienes trabajamos en áreas de mercadeo y comunicaciones. Por eso, y conscientes de esta condición, en Grupo Recordar, nos pusimos el desafío de pensar fuera de la caja e intentar normalizar la conversación alrededor del tabú que significa la muerte, obligándonos a vencer los prejuicios, para de esta manera, ganarnos la atención del consumidor.

Es así como nace ¡No lo pienses tanto, hablemos de previsión exequial!*, una campaña basada en el uso de ejemplos cotidianos y jocosos, que busca acercar a las personas a la realidad de la muerte, naturalizando el dialogo alrededor de esta. Nuestro racional fue pensar en lo inevitable que resulta escabullirse de algunas situaciones incómodas, y cómo en la mayoría de los casos es mejor hablarlo de frente y sin tapujos. Usamos ejemplos en los que recreamos momentos de vergüenza, que aunque bochornosos, no nos impiden seguir adelante. 


Con esta acción nos planteamos varios objetivos, entre ellos, contribuir al crecimiento del sector exequial a nivel nacional, ya que según cifras de Fasecolda (2018), sólo cerca del 20% de los hogares dedican una parte de sus ingresos a ahorro, y de estos, el 47% lo destina al pago de un plan de previsión exequial.

Otro de los propósitos de esta estrategia publicitaria, fue el de ayudar a las familias a encontrar la mejor solución a los impases y trámites que se presentan al momento de perder a un ser querido, y así, permitir que las personas puedan acceder a servicios y productos de acuerdo a sus capacidades por medio de un acompañamiento real y cercano.

Y es que más allá de las necesidades corporativas o de marca, existe una responsabilidad social frente a la prestación de nuestros servicios; y un ejemplo de eso es la pandemia, que nos mostró una realidad a la que no queríamos enfrentarnos, sin embargo, decidimos ampliar nuestra voz y convertirnos en una solución en vida para afrontar ese momento trascendental.

De manera que aunque nos cueste aceptarlo, la muerte es parte natural de la existencia y, por ende, es necesario arriesgarse a hablar del tema, así como lo hicimos en Grupo Recordar, a través de una campaña sencilla pero disruptiva, que más allá de ofrecer servicios, se atrevió a invitar a los colombianos a hablar de previsión exequial.  

________________________________________________

* La previsión exequial, es un pago anticipado que se hace de manera periódica y que permite solventar todos los costos de los servicios funerarios requeridos cuando fallece alguien. Este permite incluir tanto al titular como a su grupo familiar y cubre desde los trámites legales y logísticos, las exequias, el destino final (cremación, inhumación o entierro) hasta el acompañamiento en el duelo por parte de psicólogos especializados.