En conversación con Daniel Piza, nos cuenta todo acerca del proceso cómo nuevo Director General Creativo, los retos que tiene en Asylum Región y las expectativas en el mundo profesional a corto y largo plazo.

_

¿Quién es hoy Daniel, en lo personal y lo profesional?_

«Papá de Federico y Guadalupe y esposo de Marcela. Creativo con casi 15 años amando y trabajando en agencias de publicidad. Nerd de la creatividad, de los premios que hacen famosas a las marcas y a sus clientes. Amante de las buenas historias y de la Fórmula 1».

Háblanos de tu nuevo rol ¿Cómo ha sido todo el proceso?_

«Creo que este proceso con Asylum confirma que hay que creerle al timing de la vida. Con Eitan, Alejo y Rodri, hablamos hace 2 años durante la pandemia, los conocí y en ese momento no pasó de una gran charla, pero Asylum quedó en mi radar y viceversa; hace un par de meses retomamos charlas y cerramos. Ellos estaban buscando un director general creativo y yo estaba buscando una casa donde llevar lo que me gusta hacer y una familia donde seguir aprendiendo». 

Con más de 5 años de experiencia en este cargo ¿Qué retos se vienen para Asylum contigo como Director creativo?_

«Los clientes cada vez más se dan cuenta que ya no es suficiente la creatividad del día a día. Así que ahí está el reto más grande; cambiar la frase día a día y convertirla en un “pucha, esto era lo que queríamos y no sabíamos” o “esto era justo lo que buscábamos”. Muchas veces se mal interpreta la búsqueda de premios y se confunde con el trucho, pero realmente esa búsqueda de nivel creativo se traduce en poner las marcas en el radar regional y global y así mismo con la agencia. Mejor creatividad = más negocios para la agencia… al final ¡todos felices!».

Qué expectativas tienes ahora, ¿Qué se viene para Daniel Piza en el mundo profesional a corto y largo plazo?_

«¡Hacer nido en Asylum! Hacer de esta agencia mi casa, mi familia y sentirme tan cómodo como pueda. Ayudarla a crecer y que me ayuden a crecer en todo sentido. Que al final de un par de años miremos para atrás y veamos con orgullo lo que hayamos ganado y hecho. Ayudar a cumplir los forecast de negocio, llenar las estanterías de premios que hagan famosas a las marcas y a sus CMO´s y las sillas de la oficina, con más y más talentos que quieran estar en Asylum por la creatividad que estemos haciendo».