Se trata de una serie de paraderos que Flamin’ Hot, la innovadora plataforma de sabor de Pepsico, convirtió en calentadores en la capital colombiana. 

En su apuesta por seguir dando a conocer el sabor Flamin’ Hot, que ya hace parte del portafolio de productos como Doritos, Cheetos, Lay’s (papas Margarita, en Colombia), De Todito y Mani Moto (Maniax, en otros países), Pepsico apostó por una acción de awarenes en diciembre y enero, donde convirtió algunos paraderos en calentadores, en puntos clave de la ciudad de Bogotá, demostrando que el picante también es una fuente de calor. 

Según el Ideam (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales), el último bimestre del año y enero son los meses más fríos en Bogotá, alcanzando temperaturas de hasta 0º grados centígrados. Por eso, cuando el paradero de Flamin’ Hot identificaba que la temperatura bajaba a menos de 10ºC, activaba su sistema de calefacción. 

Seguimos con el propósito de hacer ideas que conecten con las personas, ideas que le importen a la gente, que sean entretenidas, pero también útiles para nuestras vidas. Por eso, de forma divertida y funcional, decidimos crear estos paraderos que calientan a los bogotanos, porque sabemos que hay personas que salen muy temprano a trabajar o a estudiar y también están hasta altas horas de la noche recorriendo la ciudad, los momentos en que Bogotá alcanza sus temperaturas más bajas y justo donde los paraderos de Flamin’ Hot cobran más relevancia”, explica Daniel Álvarez, Executive Creative Director de Sancho BBDO. 

En Colombia, Según EBES Kantar Home Panel, el mercado de picante está creciendo en un 6 % durante el 2021. Al día de hoy, la plataforma de sabor ha vendido 850 toneladas a más de 18 millones de colombianos que han probado el intenso sabor picante de los productos.