“Poner el dedo en la llaga” parece ser la consigna de esta campaña que confronta diferentes posiciones en torno al tema ambiental y abre el debate sobre si la información comercial, ideológica e institucional es confiable.

Las redes sociales han creado un nuevo perfil de consumidor: “Los Activistas de Teclado”, personas que expresen su postura, conductas y hábitos esperando ganar clics y seguidores gracias a ello.

La campaña hace una crítica mordaz a productos y personas y busca generar conciencia sobre la información que consumimos e invita a profundizar, investigar y no replicar la información falsa que se publica todos los días.

Con un total de 7 cápsulas que tocan diferentes puntos clave en el proceso ambiental, el canal Cyclonomy cuenta en detalle una verdad no revelada acerca de materiales como el plástico que han sido satanizados y condenados sin darles oportunidad de defenderse.