En conversación con Julián González nos cuenta acerca de su nuevo cargo como Principal Creative Designer en Razorfish (PGD), qué cuentas va a dirigir y qué retos va a asumir en este nuevo rol.

_

¿Quién es hoy Julián, en lo personal y lo profesional?_

Es difícil describirse uno mismo cuando le preguntan a uno quién es. En lo personal, soy fotógrafo fine art y editorial, me gusta mucho la forma en que la moda expresa lo social, cultural y tecnológico; por otro lado me considero aún un estudiante con mucho por aprender, y bueno, es que uno nunca deja de aprender, en este momento estoy en medio de una maestría en administración de empresas. Y en el aspecto profesional, algo que sí me preguntan mucho es por qué estudiar un MBA si soy director de arte, y la respuesta tiene dos razones de ser, uno es para poder abrirme más puertas en el extranjero, y dos porque uno de mis sueños es llegar algún día a la parte directiva y administrativa de alguna agencia de la misma industria publicitaria o la moda en en Estados Unidos, todo esto sin dejar de lado la creatividad enfocada al negocio y seguir persiguiendo las buenas ideas.

¿Cómo se da todo tu proceso de este nuevo rol?_

Es bien curioso y gracioso como llegué aquí, siempre digo que es Dios quién me abre las puertas en cualquier lado, a lo largo del año estaba probando un bot de automatización en linkedin, lo puse a hacer conexiones con grupos específicos de la industria publicitaria, después de unas 1000 interacciones, varias las agencias me escribieron, y por uno u otro motivo había decidido seguir trabajando en Lowe, o no se habían dado las cosas, eso sí, agradeciendo cada una de las ofertas por tenerme en cuenta. Y a pesar de no estar buscando una nueva vacante activamente, en un momento pensé que aquí en Mullen Lowe SSP3, ya había adquirido esa filosofía creativa, que caracteriza a todos los que pasan por este gran lugar, entonces ahora estaba en búsqueda de una filosofía más enfocada a la tecnología y visión de futuro para mezclar creatividad y tecnología, tema que me apasiona mucho últimamente con todo lo de la inteligencia artificial, la tecnología blockchain y las nuevas tendencias de mercado que se están mezclando con la publicidad. Y justamente ahí apareció esta agencia que tiene justo el enfoque tecnológico y comercial que estaba buscando. Me entrevistaron unas personas maravillosas y muy talentosas, a las que les mostré un video que preparé de cómo podríamos aplicar la inteligencia artificial en el contenido del día a día de la cuenta, y esto siento les llamó la atención.

¿Cuáles cuentas vas a dirigir?_

Voy a estar en Publicis Global trabajando para Razorfish – Estados Unidos, como Principal Creative Designer. La cuenta es Stellantis, un conglomerado automotriz internacional que tiene sede en Países Bajos, y que está en constante expansión comercializando marcas como Fiat, Alfa Romeo, Lancia, Maserati, Dodge, Jeep, Citroën, entre otros.

¿Cuál es tu visión periférica del mercado americano?_

Mi visión del mercado americano es ver a los consumidores enfrentando una crisis económica global como nunca antes, derivada de los retales que dejó la pandemia, entonces es una era pos pandémica que tiene un avance tecnológico impresionantemente rápido, un consumidor que es más consciente y responsable con el medio ambiente, que está migrando a tecnologías más renovables, de uso circular. Además podemos ver que la guerra Ruso-Ucraniana que nos ha afectado a todos, esto creando algunas consecuencias como la recesión que probablemente enfrentemos el 2023 como lo muestra también un estudio integral del Banco Mundial. Siento que habrán cambios importantes en la tecnología, se está buscando la eficiencia y economía de los recursos en muchos países, divisas disparadas. Pero a pesar de todo esto, el avance tecnológico sigue siendo impresionante, ya podemos ver realidad virtual más cercana a la cotidianidad. Lo más inquietante, el metaverso interconectando al mundo, reduciendo fronteras del idioma y acelerando la globalización. También la inteligencia artificial cuestionada en muchas ramas de la publicidad, que ya se muestra como una amenaza gradual pero latente, a la reducción de puestos laborales en muchas empresas. Los siguientes años veremos cosas como los primeros taxis drone en Dubai; los Optimus de Tesla, esos robots humanoides domésticos que remplazarán algunas tareas básicas del hogar y las empresas como lo es la limpieza y traslado de objetos simples. Entonces a fin de cuentas tendremos consumidores conservadores y otros más apasionados por los avances y el futurismo, y la simplificación de las cosas, así que desde la publicidad tendremos que entender y personalizar para cada tipo de consumidor.

¿Cuáles son los retos que asumes en este nuevo rol?_

El reto más grande es aprender mucho de tecnología y tendencias del sector automotriz, una industria que cambia cada día y de la que se espera mucho en los próximos años. Desde el lado creativo, ver cómo seguir adaptando tendencias visuales de inteligencia artificial al día día de las marcas, como utilizar la data de este sector para campañas enfocadas al nuevo consumidor que mencionaba anteriormente.