Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo, pero al mismo tiempo es el más peligroso para las personas que protegen el medio ambiente.

¿Quiénes son estás personas? Defensoras y defensores que trabajan en el ámbito rural y hacen parte de comunidades indígenas, campesinas y afrocolombianas que protegen la tierra, el territorio y el medio ambiente. Comunidades rurales que hoy se encuentran atrapadas entre la violencia causada por las dinámicas que se generaron luego de la firma del acuerdo de paz en el 2016, acuerdo que suponía ponerle fin a casi medio siglo de conflicto armado y que traería una paz que las comunidades aún esperan.

Amnistía internacional y VMLY&R se unieron para cambiar esta historia. Primero, en el día internacional de la paz lanzaron la campaña Protege A Quienes Nos Protegendonde se cuentan las historias de María, Joel y Danelly, valientes personas que han sido voces y protectores de los recursos naturales en Colombia, y donde también se puede encontrar el Documental sobre Jani Silva, una mujer que ha dedicado su vida a proteger la selva amazónica enfrentándose a todo tipo de amenazas y persecuciones. Esta campaña invitaba a la acción firmando una petición donde se exigía su seguridad y protección.

Luego para la entrega del informe ¿Por qué nos quieren matar?, se lanzó una acción en redes sociales con una inquietante reflexión “En Colombia, las amenazas se cumplen más que las leyes”, donde además se etiquetaban a todos los políticos que tienen en sus manos la responsabilidad de garantizar la protección de los defensores.