Hablamos con Luis Alberto Peña, nuevo CFO de MullenLowe Group Latam y nos contó todo sobre su nuevo cargo.

Sobre Luis_ “Estoy felizmente casado, soy padre de 2 maravillosos hijos y me siento muy agradecido con la vida por todo lo que he recibido. Soy una persona sencilla, consistente, que no traga entero y con una premisa de vida: La estabilidad y tranquilidad que me da mi hogar, me dan la energía y fuerza necesaria en mi trabajo. Aunque soy tomador de pelo, me considero estricto y riguroso cuando la situación lo requiere. ¡De pocos amigos, pero muy buenos!

Soy ingeniero electricista de profesión, aunque hoy esa carrera es realmente un hobby pues soy financiero de postgrado y por pasión de vida: lo ejerzo en la empresa y en mi vida personal, en cada cosa que hago. He tenido la fortuna de haber trabajado en cargos directivos de empresas de comerciales, de servicios públicos, de comunicaciones, de consumo masivo, de ingeniería, en cargos comerciales, financieros y gerencia general. Con el apoyo de mis equipos de trabajo he tenido la oportunidad de generar cambios reales, y mejores resultados no sólo para los accionistas sino para los trabajadores.

Me siento afortunado porque he podido cumplir mis sueños y más importante aún: Ayudar a otros a que cumplan los propios”.

Sobre nuevo rol_ “Hice varios cambios de trabajo en el pasado, pero nunca había cambiado de trabajo a una compañía del mismo sector.

Esto hizo que fuera una decisión muy estudiada, y a pesar de estar en muy buenas condiciones laborales, una antigüedad de casi 14 años y de equipo de trabajo, me resultó profundamente tentadora la posibilidad de hacer parte de MullenLowe Group. Este nuevo reto viene con la adrenalina del cambio, con una nueva familia muy reputada en la industria y definitivamente es un sueño cumplido.

No fue una decisión fácil de tomar, pero tres meses después sigo convencido de que seguí el camino correcto”.

¿Cómo a lo largo del año te has adaptado a los cambios económicos y cuáles son los que viene para el 2022?_ “Si algo he aprendido a lo largo de mi carrera, es que entre más conocimiento y experiencia menos debemos confiarnos. Esa experiencia viene con la responsabilidad de analizar, entender, administrar los riesgos y tomar decisiones que beneficien a la organización que represento.

La adaptación también es clave; y más que sumisión implica entender las situaciones, ajustarse a los lineamientos necesarios y lograr cambios dentro de los marcos de acción trazados”.

¿Cuáles son esos indicadores técnicos, financieros, económicos y legales relevantes que debe tener una Compañía?_ “El principio clave es: Nunca usar y confiar en un único indicador.  

Dicho lo anterior, uno de los indicadores clave es la caja: la independencia financiera permite operar mejor, siempre teniendo presente cómo se obtiene la caja, valorando el servicio y priorizando que este se dé de manera transparente, prolija, facturando/cobrando en los tiempos indicados. Todo eso se traduce en eficiencia, y beneficia tanto a los clientes como a las agencias”.

¿Cuáles son las metas que desean cumplir para el 2022?_ “Si bien la agencia tiene 25 años, este es el primero para mí y tengo una ventaja: Traigo una mirada externa, la posibilidad de cuestionar y proponer cambios, y la convicción de que todo es susceptible de mejorar.

El reto es crecer generando valor agregado a nuestros clientes, mientras logramos eficiencias internas que continúen potenciando el servicio y los resultados que estamos acostumbrados a entregar en MullenLowe Group“.