En conversación con Marcela Buitrago nos cuenta acerca de su nuevo rol como Planner Digital en Inside Studio y los retos representa este nuevo cargo en su vida personal y profesional.

_

Cuéntanos un poco de ti y tu trayectoria_

«Manizaleña, cafetera hasta la médula, comunicadora social + maestría en MKT digital. En mi vida profesional siempre he estado inmersa en el mundo publicitario, ya sea por mi propia experiencia en estos 15 años, por mis amigos que todos están en el medio, y hasta por mi esposo, Jesús Barros que desde su propia empresa les presta servicios a otras agencias.  

Lectora, cocinera profesional, y adicta a los diplomas.

Creo en el trabajo en equipo, el home office, el cuidado de la salud mental y la permanente variabilidad del ser y de los benditos algoritmos de Instagram».

Háblanos sobre tu nuevo rol, ¿cómo se da todo el proceso?_

«La idea de trabajar aquí me llegó en un momento de revaluación profesional fuerte en el que estaba buscando las señales sobre cuál camino seguir en mi vida. En plena discusión con el universo, me llamó Mónica Nieto para ofrecerme ser parte de este equipo de expertos. Claramente, entendí las señales y acepté.

Ahora me desempeño como Digital Planner en Inside Studio, un rol que me entusiasma muchísimo porque me permite, por las cuentas que manejamos, hablar de algunas de las cosas que más me gustan: la estrategia, el café y el feminismo.

Aparte, es una agencia en la que estoy rodeada de gente brillante de la cual aprendo todos los días, en la que me siento valorada, y en la que se me insta a aportar para consolidar un rol dentro de la dinámica de la agencia».

¿Cómo comparas ser planner digital de Inside Studio con otros cargos en los que te has desempeñado?_

«Mi trabajo ahora es diferente en cuanto a que trabajar en agencia siempre es mucho más dinámico, se aprende de todo, se cumple un propósito alineado con lo que quiero de mi vida y es sustancialmente más feliz. Y es similar en el sentido en que siempre he trabajado en la planeación, ejecución y evaluación de la efectividad de la comunicación en un mundo intoxicado.

Para ser planner digital hoy tuve que recorrer un largo camino profesional, de manera que pudiera reunir desde diferentes frentes, los conocimientos y habilidades para ello. Así, la versatilidad se convirtió en un must:  un día estaba montando una entrega de resultados a accionistas o haciendo un cronograma anual de la elaboración de un informe GRI, mañana ordenando pauta y geolocalizando anuncios, y pasado mañana analizando escuchas sociales sobre X o Y tema».

¿Cuáles retos representa este nuevo cargo en tu vida personal y profesional?_

«En mi vida profesional el desafío está en mantenerme a mí y a mi equipo, a la vanguardia de lo que está pasando en el mundo digital: salida de nuevos formatos, migraciones de audiencias, escándalos relacionados con los usos de las plataformas, compras de un medio al otro, etc. que hacen que planear estrategias sea divertido, pero también desafiante por la velocidad en la que pasan las cosas.

Desde el punto de vista personal, este cargo representa el hacer lo que me gusta, y eso es algo que no pasa todos los días ni le pasa a todo el mundo, por lo cual estoy muy agradecida».