¿No les pasa que ahora vemos más memes sobre salud mental?

_

La salud mental pasó de ser un tabú para ser un tema «mainstream«, sabemos que muchas de las personas que las padecen usan las redes sociales para exteriorizar todo aquello que, tal vez, no pueden decir en su día a día.

Se acabó el «todo lo puedes, levántate y hazlo». Llegó el «está bien estar mal». Se acabó el «mente positiva atrae cosas positivas». Llegó el «acude un especialista y busca ayuda a tiempo». Cada vez son más los perfiles dedicados a estas enfermedades, en donde los mismos pacientes son los que crean el contenido que busca ayudar a otros a no sentirse solos, menos raros o para acercarlos en la distancia para tratar de alivianar la confusión que puede traer un diagnóstico como este.

Se trata de desdramatizar las enfermedades mentales, de bajarle ese tono oscuro que por años han tenido. Es terapia sin ser terapia, es empatía desde el anonimato. Muchas personas agradecemos el contenido que se produce sobre el tema, ya sea por la información oportuna y verificada o las risas auto-irónicas que generan los #RioParaNoLlorar.

Siempre es bueno reírse de sí mismo y más cuando sufrimos momentos donde todo parece confuso y poco alentador. Un buen meme puede con todo. Un buen meme puede cambiarte el rato para ponerle una perspectiva diferente a las cosas.

Lejos de ser una tendencia efímera, los memes sobre salud mental han venido para quedarse. Año tras año son más las cuentas dedicadas a esto, y entre las más abiertas sean las conversaciones y las personas más valientes buscando ayuda, seguramente más contenido se generará. De verdad espero que así sea.

Le deseo a todo el mundo un meme, que les haga pensar si algo no está bien en la cabeza, que los motive a buscar a un profesional y tomarse en serio su salud mental. Le deseo a todo el mundo que padece una enfermedad mental que encuentre esos memes que le ayuden a llevar mejor el día.

Después de todo, no todo es contenido vacío en las redes sociales.

No todo es odio, burla o queja.

Hay compasión, empatía y esperanza.