Por: Holmes Hernández B. Director Creativo Aguayo

Como en todas, o por lo menos en la mayoría de las agencias, los clientes están asustados, unos recortaron su presupuesto y otros cortaron del todo su comunicación, en nuestro caso algunos de nuestros clientes prefirieron estar “firmes” con nosotros y confiar. Claro que cada uno de ellos con una gran preocupación por el bajón de la economía, y cómo no estarlo; si todos los sectores están iguales.

Internamente en la agencia hubo recortes, y la responsabilidad de sacar el barco a flote quedó sobre la tripulación más experimentada y los marineros más aguerridos. El trabajo se dobló, incluso se triplicó, hemos sacado trabajos sobre el tiempo por el afán de los clientes de reaccionar con todo, pero siempre tratando de entregar lo mejor posible y con alta calidad. Los clientes nos han pedido más labores digitales y empiezan a entender la importancia de esto, por lo que se preparan para dar el salto acelerado hacia las tendencias generadas por causa de la pandemia.

Diego, el presidente de la agencia ha tratado de resolver muchas cosas, dando tranquilidad y respaldo a los clientes y empleados, invitando a ambas partes a seguir adelante para que las cosas mejoren pronto. Yo por mi parte me he puesto la “10” y trato de resolver con mi dupla cada uno de los retos que se presentan día a día, ha sido un proceso duro pero satisfactorio, es en estos momentos donde en realidad toca estar unidos, escuchando a los clientes y resolviendo sus problemas.

También me pongo en los zapatos de quienes dirigen las empresas, ya que hacen un gran esfuerzo para mantener el recurso humano, que es el que tanto enriquece nuestro gremio. Esta tormenta nos ha obligado a adaptarnos, creo que cuando todo termine, tal vez olvidaremos el cómo logramos superarla; pero sí sabremos que sobrevivimos y nos volvimos más fuertes.