Conversamos con Valentina Hoyos, In House Manager de Neón 805 en Rappi; su historia es tan fascinante y acelerada como la de la misma app, aquí cómo se crea y evoluciona este nuevo modelo de agencia.

El proceso de Rappi con agencia in house empezó en julio del año pasado con la llegada de Daniel Muñoz como Head of brand and content, que ideó e impulsó la creación de un área nueva en la compañía especializada en la estrategia de marca y creación de contenidos. Durante el segundo semestre del año pasado nos fuimos sumando viejos conocidos y nuevos amigos a este proyecto, para armar lo que hoy es Neón 805.

Neón 805 es el Content Powerhouse de Rappi. Todo, menos un in house tradicional.

Creamos un modelo customizado para la compañía que engrana el end to end del usuario que parte desde la data pura del negocio y entrega creatividad para cada bucket del funnel.

Esto quiere decir que tenemos equipos transversales a todas las áreas para entregar estrategias 360 que cumplen con objetivos que van desde awareness, generación de tráfico, adquisición de nuevos usuarios, así como la retención, reactivación y fidelización de los usuarios, a través de Rappi Prime.

El encanto de este modelo es que trajimos a la vida el sueño de hacer un solo equipo con las áreas de Growth, Branding, Creación, Connections, Producción, Performance y optimización. Hoy estamos centrados seguir capacitando a los equipos en nuevo skills para hacer creatividad poderosa en un negocio de conversión, sin perder el foco de construir una marca con posición, “a prueba de balas” del mercado, que nos posicione como la superapp de latinoamérica que nos facilita la vida.

Emilio Mutis y yo (Valentina Hoyos) lideramos la operación del Powerhouse desde management y creatividad. Movemos este engranaje bajo un modelo de cultural lean, con un equipo muy poderoso, conectado a metodologías y herramientas tecnológicas que nos ayudan a operar diferente. Nos hemos enfocado en traer y formar personas con conocimiento y experiencia diversa que sean muy afines a un modelo que se centra en UX y a la cultura de una compañía única en latinoamérica.

Somos 103 personas en Colombia, Brasil, México, Argentina, Chile, Uruguay, Perú, Ecuador y Costa Rica que son los países donde Rappi tiene operación. El 80% estamos sentados hoy (desde las casas) en Bogotá. Los equipos satélites de los países hacen parte del modelo integrado al hub, garantizando relevancia cultural para cada mercado.

Rappi es un lugar del que realmente te sientes dueño. Hacer parte de la start up de un producto tecnológico que nos cambió la vida a todos y en la que estamos obsesionados por impulsar el progreso de latinoamérica, es algo que te revuelca todos los días. La determinación, la velocidad y la colaboración son clave para sentamos todos los días a construir y darlo todo para mejorar la experiencia de los usuarios, especialmente en tiempos como este. Bien dice Simón Borrero: Si después de haber pasado por Rappi, lograste reconocerte, no te gozaste Rappi.