Camilo Ruano e Ivan Rivera trabajaron durante 12 años en Ogilvy Colombia, su paso por la agencia cosechó una gran cantidad de premios y reconocimientos tanto para la red como para ellos. Ahora llegan a Draftline/Ab Inbev con la misma energía y ganas que todo el gremio les conoce. ¡Felicitaciones señores, con toda en este nuevo reto!

1/ Primero que todo, cuéntennos un poco de su vida personal y profesional

@ruano1981 – Soy un diseñador gráfico que no quería trabajar en publicidad, entre sin intensión de quedarme mucho tiempo, pero el amor y la pasión por las ideas hicieron que me quedara bastante mas de lo que imagine. En todo este tiempo he tenido la fortuna de haber hecho una carrera desde Junior hasta ECD, trabaje como Director Creativo regional de marcas como Coca-Cola y Kimberly Clark y ahora con una empresa como Bavaria AB-InBev. He visto como mi trabajado le han dado la vuelta al mundo y ha sido reconocido en todos los festivales que siempre soñé tener. Pero lo mejor de todos estos años han sido las personas con las que he tenido el placer de trabajar, unos de los que he aprendido muchísimo y otros a los que he tenido la fortuna de enseñar.

@ivanshowfine – Yo soy un redactor al que le fascina el pensamiento fresco. Nada me apasiona más que llegar a una idea que uno siente nueva y nunca antes vista, esa sensación adrenalínica hace que siempre quieras más y más.  Hace 13 años cuando empecé como redactor en el mundo de la publicidad, lo hice muy atraído en especial por la concepción y producción del audiovisual, en el camino el espectro se abrió muchísimo y empezar a buscar ideas distintas que cruzan las fronteras de los medios lo hizo todo aun más divertido. Cada día las posibilidades de creación se abren, los recursos para crear son cada vez mayores hoy me siento tan o más emocionado que cuando empecé como redactor junior para Coca-Cola, cuenta en la que me desempeñe haciendo el curso completo: desde Redactor Junior hasta ECD, años muy felices a los que les debo mi formación como profesional y persona y varios reconocimientos por el trabajo hecho.

2/ ¿Cómo fue el proceso para ser directores en DRAFTLINE?

Desde el comienzo el modelo de Draftline nos llamó la atención. Sentíamos que su apuesta de transformación era un sacudidor de la industria y que AB-InBev se estaba tomando en serio el proyecto, quisimos ser parte de esta transformación por el mismo espíritu y fascinación que nos producen la innovación y la disrupción, lo que ha sido el motor de nuestra carrera. Eso nos alineo en objetivos con Draftline y como siempre nos pareció emocionante ser parte de nuevos cambios.

3/ 12 años trabajando en Ogilvy. ¿Por qué se van?

Ogilvy para nosotros no solo es el lugar donde trabajamos 12 años, es nuestro hogar, nuestra familia. No fue fácil dar este paso, pero obedece al fin de un ciclo natural en nuestra vida profesional, estamos infinitamente agradecidos con todo lo que aprendimos de personas como JohnRa, Mauro y Juan Pablo, pero había llegado el momento de salir de casa y escribir otra historia, ahora con nuevos amigos que realmente admiramos y con los que compartimos este deseo de sacudir la industria y transformar la visión de este negocio para siempre. Contar a nuestro lado con personas como Daniel, Valentín, Valentina, Alejo Benavides, nos llena de confianza en alcanzar ese nuevo lugar al que queremos llevar la publicidad.

4/ ¿cuáles son los retos inmediatos en esta aventura?

Tal vez el primero de todos seria establecer un mecánica laboral con el equipo en pro de hacer un día a día relevante y ganarnos así la confianza de brands, además de esto, Draftline busca posicionarse como un contender fuerte en el mercado publicitario y para esto junto a Valentín y el equipo nos propusimos fortalecer su creatividad, buscando producir trabajo de talla mundial que logre el reconocimiento global por sus resultados y que nos lleve a ser una de las principales agencias del país

5/ ¿cuál es su filosofía en el trabajo?

Joe Strummer tiene una frase que sentimos lo explica muy bien “…Ya es hora de llevar a la humanidad al centro del ring y seguir así por un buen tiempo. La codicia no lleva a ningún lugar. Eso es lo que deberían poner en un gran letrero en Times Square. Sin la gente no somos nada. Eso es lo que siento”.

Creemos que lo más importante en este medio es y seguirá siendo la gente y sus ideas. A pesar de la data o de cualquier otro boom, eso son solo recursos con los que no conseguirías nada sin grandes mentes que sepan qué hacer,  esto no es un negocio de máquinas, sabemos el esfuerzo que se requiere para conseguir una gran idea y los sacrificios que hay que tener para llegar a ella. Las personas seguirán siendo el para qué, el por qué  y el cómo de todo esto, por eso nuestra apuesta siempre estará ahí. Hay una expresión de lo que hacemos en Draftline que nos gusta mucho y con la que nos sentimos identificados, buscamos ser Tecnológicamente humanos.

6/ ¿Algún consejo que le puedas dar para todos los practicantes o aspirantes a entrar a una agencia?

Hoy en día vemos muchos practicantes y creativos junior que tiran la toalla después de vivir la alta exigencia qué hay en publicidad y erróneamente esperan grandes resultados a corto plazo, la publicidad es un oficio de procesos y mucho esfuerzo, van a tener muchas frustraciones y rechazos con sus ideas pero eventualmente, si luchan, se verán los resultados. Otro factor que nos intriga mucho es la urgencia de sueldos altos a pesar de cualquier cosa, el dinero es un factor importante, pero si solo trabajas por dinero, tu alma se va a morir rápidamente. Busquen trabajar para una cuenta que les guste y en la que crean, busquen agencias que hagan creatividad con las que se sienten identificados, directores preocupados por enseñar su oficio, ellos serán sus mejores maestros y sobretodo diviértanse con lo que hacen. De nada sirve ganar muchos pesos mensuales si tu día a día no te gusta. Spoiler: si haces lo que te gusta, en un buen lugar y con toda tu pasión y sacrificio, al final, el dinero llega.