Sofía Forero Correa, bailarina, coreógrafa, y directora artística de The Heraclitus Project, una compañía de danza moderna, sueña con ayudar, inspirar, sanar y transformar la sociedad a través de su arte. 

Como buena caleña, Sofía creció al ritmo de la Salsa y a muy temprana edad supo que bailar era su más grande pasión.

“Bailar me conecta con mi verdadero ser; me eleva a un estado de paz y armonía. La danza es una meditación que está en movimiento constante; es sanadora, pero a su vez nos reta a superar nuestras limitaciones físicas/mentales, y todos nuestros miedos.”

1) Sesión de fotografía con ZooFilms 2) Fotógrafo: Ben ABertheau “Gray”, coreografía de Sofía Forero 3) Fotógrafo: Juan Camilo Morales 4) “The Thrill Is Gone”, un cortometraje dirigido y bailado por Thibaut Witzleb y Sofía Forero – Fotógrafo: Nicolas Fiery

Sofía vive hace más de cinco años en Nueva York, donde estudió ballet clásico en Joffrey Ballet School. Durante su tiempo en Joffrey, Sofía trabajó con muchos miembros distinguidos de la facultad, incluyendo a Rena Butler, ganadora del premio Princess Grace por coreografía, y Luis Salgado, ganador del premio Helen Hayes por coreografía y dirección.

Sofía se transfirió a la renombrada The Ailey School, donde formó parte de la compañía estudiantil y del programa de mentoría dirigido por Mathew Rushing, Director Artístico Asociado de The Alvin Ailey American Dance Theatre. Allí, Sofía tuvo la oportunidad de bailar obras de Alvin Ailey, Paul Taylor, Kirven Douthit-Boyd, Darrel Moultrie, Earl Mosley, entre otros.

Su interés en la creatividad a través del movimiento proviene de sus padres, pues ambos vienen del mundo de la publicidad y siempre la impulsaron a explorar, crear y soñar en grande.

“Desde pequeña, mis padres siempre me dijeron que podía lograr cualquier cosa que me propusiera, y así ha sido. La mente es muy poderosa; combinada con foco e intención, te lleva a un estado de expansión. He sido muy afortunada de tener el apoyo incondicional de mi familia, amigos y maestros. Gracias a ellos he logrado y conseguido lo inimaginable.”

1) y 4) Fotógrafo: Nir Arieli 2) y 3) Fotógrafo: Steve Sánchez 5) Fotógrafo: Juan Camilo Morales 6) Fotógrafo: Jorge Oviedo 7) y 8) Nicolas Fiery

Sofía fundó su propia compañía de danza moderna en el 2018, The Theraclitus Project. Ha presentado su trabajo como coreógrafa en múltiples lugares de Nueva York incluyendo 14th Street Y Theater, Davenport Theater, Dixon Place Theater, The Hudson Valley Dance Festival, Winter Follies Festival, Fertile Ground, Sony Music Hall, Hudson Guild Theater, Dance On The Lawn Festival, Union City PAC, Arts on Site, The Craft, The Greenpoint Gallery, entre otros. Con su trabajo, Sofía busca transportar a la audiencia a un lugar sin tiempo donde cualquier cosa puede suceder y a su vez crear una conexión armónica entre la respiración, la música, el movimiento y el espacio. 

A pesar de haberse graduado en un momento en el que el mundo del entretenimiento y la danza está en espera, la creatividad de Sofía no tiene límite.

“La pandemia ha sido uno de los momentos más desafiantes pero más gratificantes de mi crecimiento profesional y personal. Ha sido un momento para comprender que la creatividad es infinita y que no se necesita mucho para hacer grandes cosas y vivir una vida feliz. Ha sido un momento de salir de mi zona de confort para crecer, y un momento de profunda reflexión y expansión.” 

Durante esta pandemia Sofía ha producido múltiples eventos presenciales y virtuales incluyendo B. Create.- Open Mic Series” y “Thanksgiving Art Live Stream”; un evento patrocinado por MUMOS y The Heraclitus Project, en donde presentó el trabajo de más de 100 artistas de todo el mundo. También ha presentado su trabajo coreográfico en festivales virtuales, incluyendo The Craft, 7MPR y The Winter Follies, en donde recientemente fue reconocida con una comisión para presentar su trabajo coreográfico en el otoño. 

“Dis-Connected”, coreografiado por Sofía Forero – Esteban Santamaría, Nicolas Fiery – Diseño gráfico: Ginger Magenta

Sofía se certificó al principio de la pandemia como maestra de Zena Rommett Floor-Barre®, una técnica diseñada para alinear, elongar y fortalecer el cuerpo. Desde entonces enseña clases virtuales y particulares a todo tipo de edades. También ha producido y dirigido cortometrajes de danza, y trabaja para una organización de arte llamada B. Create. y para una productora de eventos llamada Ms. Tonya Productions. 

Además de bailar y coreografiar, Sofía se ha interesado en enseñar y trabajar para causas sociales desde que tenía 14 años. Antes de irse a Nueva York, solía enseñar ballet en una academia de baile y trabajar para la fundación Nuevo Futuro. Allí desarrolló e implementó una técnica de sanación a través del movimiento y la danza, con una comunidad de niñas que nunca habían tenido la oportunidad de tener una clase de danza y mucho menos la oportunidad de explorar y sanar el cuerpo, mediante el movimiento. 

A través de su libro: “Una Danza Para El Cambio Social”, escrito junto a Jacobo López, se muestra el desarrollo y progreso cognitivo, social y motriz de aquella comunidad, al implementar su técnica.

“Esta experiencia marcó mi vida. Realmente disfruté ver cómo, con cada clase que pasaba, los niños se relajaban, y se permitían moverse en unidad con la música y con su respiración. La danza no solo amplió el sentido de libertad de estos niños, sino también su realidad y su forma de ver la vida; una vida más próspera y feliz. A través del movimiento comenzaron a aprender sobre sí mismos de una manera más profunda, y armónica”. 

Como toda artista, Sofía tiene un gran sueño. Su búsqueda es ayudar e impactar a la sociedad mediante su creatividad y trabajo artístico, transmitiendo el mensaje de que todo es posible. “Todo es cuestión de la mente. Al soñar, todos tenemos la capacidad de hacer lo inimaginable; la creatividad no tiene límites.” Así mismo, Sofía sueña con coreografiar a grandes escalas, desafiando y redefiniendo constantemente el mundo arte, y espera volver a Colombia y hacer parte de su desarrollo cultural.